Cuento “Mata la vaca”. Salir de la zona de confort

Este cuento ha ayudado a muchas personas ser determinantes para salir del confort. Es muy usada en temas de emprendimiento y empoderamiento, por ello, te lo comparto.

Este cuento ha ayudado a muchas personas para ser determinantes para salir del confort. Es muy usada en temas de emprendimiento y empoderamiento, por ello, te lo comparto.

Como es bien sabido, para alcanzar mayores estados de sabiduría, los monjes se resguardan y alejan del mundo por bastante tiempo y luego dan un recorrido para entender lo leído y para compartir su sabiduría con el resto. En cierta ocasión. un monje y su discípulo que salieron a caminar para reconocer el mundo exterior.

Tras semanas de caminar y visitar las aldeas a su paso, se toparon con un tejaban un poco alejado del pueblo. En él, vivía una familia muy humilde de 2 padres👨‍👩‍👧‍👦 y 7 hijos, donde el mayor tenía 12 y el menor a penas era un bebé de brazos 👶. El hogar aquel a penas contaba con lo necesario: como un pozo de agua🚿, 2 o 3 árboles frutales 🌳, la empalizada que servían de paredes para proteger del frío y un corral con una vaca 🐮. La familia no parecía penar, se les venía a todos contentos y satisfechos. Sin embargo, vestían ropas viejas y sucias, algunos de los niños no tenían calzado pero al menos tenían una mesa donde todos se sentaban a comer muy gustosos.

Al llegar, los monjes notaron que pronto anochecería y no alcanzarían a llegar al pueblo 🌃. Así que el monje más sabio decidió solicitar asilo en el hogar aquel. –Buenas noches saludó el monje sabio –verán estimados hermanos. Venimos del pueblo del sur y nos dirigimos al norte. Pero parece que la noche se acerca ya y no creo que lleguemos, 🤗 ¿Será tan amable de permitirnos dormir esta noche con ustedes? A lo que pronto se hizo notar el padre de familia diciendo –¡Claro que sí! 😊 Sean bienvenidos, hermanos viajeros. No tenemos mucho pero lo poco, lo compartimos.

Una vez adentro todos, dispuestos a cenar, incluyendo a los invitados. El monje entabla la plática: –Dígame buen hombre, ¿A qué se dedica o como tiene el sustento para su gran familia?. Como verá, no es mucho lo que tenemos, pero tenemos una vaca que todas las mañanas nos brinda un poco de su leche. Con ella nos alcanza para intercambiarla por unos cuantos huevos, frijol, lentejas y avena en el mercado – contestó el hombre. A lo que el monje también le preguntó: ¿Y si les alcanza? Por que veo que son una familia numerosa. Y el hombre responde: pues realmente no mucho, sólo para comer 2 veces al día toda la familia y nada más, pero al menos es seguro y no tenemos que sufrir por las temporadas bajas de cosecha o cosas así.🤔Mmm ya veo– Contestó el monje.

Pronto, todos se acostaron a dormir y pasaron algunas horas de la noche 🌙. Cuando ya todos dormían profundamente, el monje sabio se levantó y despertó a su discípulo. “Acompáñame”, le dijo. Salieron del tejaban y caminaron hacia el corral de la vaca. El sabio le pidió a su discípulo que abriera el corral y arriara la vaca afuera pero en sumo silencio 🤫. Juntos encaminaron la vaca al barranco más cercano que no era tan lejano y allí, el sabio pidió al discípulo a tirar a la vaca por el barranco. ¡Pero maestro! No puedo hacerlo, este es el único sustento que tiene la familia esa. Sin la vaca quedarán todos desamparados. Es por eso que debes hacerlo– Le respondió su maestro. A sabiendas de que él es un discípulo y él estaba en ese momento y lugar para aprender y ante su mala sensación moral, lo hizo. Pensando que quizá después se arrepentiría.

A la mañana siguiente, muy temprano y antes de que la familia notase algo, los monjes se despidieron muy gustosos, agradecidos y sin decir nada más. Por lo que siguieron su caminar por el mundo sin volver atrás ni a mencionar lo sucedido.

FIN

😂 Claro que no es el final. Que despiadado sería. Lo que sí es cierto es que los años pasaron, y el discípulo se convirtió en maestro, y había llegado de nuevo el día en el que tenía que salir a explorar el mundo y mostrar sus enseñanzas. Cuenta no se dio esta vez, que estaba recorriendo el mismo camino que recorrió junto a su maestro. Y pronto se acercó a aquel lugar le trajo recuerdos. Sin embargo, conforme caminaba, no pudo reconocer aquel tejaban, nada se parecía. Pues donde el recordaba ahora había una casa muy grande 🏡 con algunos pisos de altitud, decoración, muchos árboles y hasta un jardín.

Temeroso de saber alguna desgracia de aquella familia 🙁, de que tal vez su destino los llevó a no poder más estar ahí y por ello, aquel lugar era irreconocible; se acercó a aquella gran casa y toco a la puerta para tener referencias de lo que ahí pasó. Pero al abrir la puerta, reconoció inmediatamente el rostro de aquel padre de familia que alguna vez le acogió 😮. ¡Hermano viajero! 😃 ¿Cómo estás? Que bueno que vuelves por estos caminos, 😊 me da mucho gusto verte de nuevo. ¿Te quedarás de nuevo? Sin poderlo creer, el monje estaba sorprendido de ver al hombre con telas finas, peinado, aseado y hasta un collar de oro en el pecho. Al mirar hacia dentro, su mujer vestía de la misma manera al igual que sus hijos. Claro que él no podría revelar ninguna preocupación, así que aceptó la invitación a cenar, para descubrir lo que sucedió.

Verás. Aquella noche cuando ustedes durmieron en este lugar– comenzó a contar el hombre, ya en la cena- nuestra vaca se escapó del corral y se cayó por el barranco. Así que nos quedamos sin la leche que nos daba el sustento 😥. Fue muy triste de verdad. Si, entiendo por lo que pasaron, pero dime, como es que lograron salir adelante, y más aún ¡Crecieron económicamente! ¿Qué fue lo que pasó?– A lo que el hombre acomodándose en su cojín para comenzar a hablar –Pues fue una pena lo de la vaca, la verdad. Pero no podíamos hacer más. Así que comenzamos a explorar otras habilidades, como carpintería, construcción, pintura y más, las cuáles nos dieron la oportunidad de salir adelante.

Ahora sí, fin

Dime ahora, ¿Qué piensas? ¿Te ha gustado? ¿Qué te ha hecho reflexionar? Déjame tus cometarios y si gustas, nos podemos tomar un café para platicar del tema.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te interesan los negocios digitales?

Si quieres estar al tanto de nuevo contenido sobre negocios digitales. Suscríbete.